Responsabilidad de la compañía aérea por los pasajeros y su equipaje

Responsabilidad de la compañía aérea por los pasajeros y su equipaje

La siguiente información es un resumen de las normas de responsabilidad aplicadas por las companías aéreas comunitarias, de conformidad con la legislación comunitaria y del Convenio de Montreal.
 

Indemnización en caso de muerte o lesión

No existen límites para la responsabilidad en caso de muerte o lesión. La companía aérea no puede impugnar las reclamaciones de indemnización de hasta 113.100 DEG. Por encima de dicha cantidad, la companía aérea sólo podrá impugnar la reclamación en caso de que pueda probar que no hubo de su parte negligencia ni falta de otro tipo.

Anticipos a cuenta de la reclamación

En caso de muerte o lesión de un pasajero, la companía aérea deberá abonar un anticipo para cubrir las necesidades más inmediatas en el plazo de 15 días a partir del día de la determinación de la persona con derecho a la indemnización. En caso de fallecimiento, este anticipo no podrá ser inferior a 16.000 DEG (aprox. 20.000 EUR).

Retraso del pasajero

En caso de retraso del pasajero, la companía aérea es responsable del dano siempre que no haya tomado todas las medidas posibles para evitar el dano o le haya sido imposible tomar dichas medidas. La responsabilidad por retraso del pasajero se limita a 4.694 DEG.

Retrasos del equipaje

En caso de retraso del equipaje, la companía aérea es responsable del dano siempre que no haya tomado todas las medidas posibles para evitar el dano o le haya sido imposible tomar dichas medidas. La responsabilidad por retraso del equipaje se limita a 1.131 DEG.

Destrucción, pérdida o danos del equipaje

La companía aérea es responsable en caso de destrucción, pérdida o danos del equipaje hasta la cantidad de 1.131 DEG. Con respecto al equipaje facturado, es responsable aún cuando esté exento de culpa, salvo que el equipaje ya estuviese defectuoso. Con respecto al equipaje no facturado, la companía aérea sólo es responsable de los danos causados por su culpa.

Límites más elevados para el equipaje

El pasajero puede acogerse a un límite de responsabilidad más elevado efectuando una declaración especial, a más tardar en el momento de facturar, y abonando una tarifa suplementaria.

Declaracion

Reclamaciones sobre el equipaje

Si el equipaje facturado ha sido danado, perdido o destruido, el pasajero debe senalarlo por escrito a la companía aérea lo antes posible. Si el equipaje danado es equipaje facturado, el pasajero lo senalará por escrito en el plazo de 7 días, y en caso de retraso, de 21 días, en ambos casos a partir del día en que el equipaje se puso a disposición del pasajero.

Responsabilidad de la companía con la que se ha contratado el servicio y de la companía encargada de la prestación efectiva

Si la companía aérea encargada del vuelo no es la misma que la companía aérea contratante, el pasajero podrá formular una queja o una reclamación a cualquiera de ellas. Si en el billete consta el nombre o el código de una companía aérea, ésa es la companía aérea contratante.

Plazos de demanda

Toda demanda judicial deberá presentarse en el plazo de dos anos a partir de la llegada de la aeronave o del día en que la aeronave hubiese debido llegar.

Fundamento de esta información

Las normas arriba descritas se fundamentan en el Convenio de Montreal de 28 de mayo de 1999, cuyo contenido ha sido ratificado para ser aplicado en la Comunidad por medio del Reglamento del Consejo Europeo (CE) nº 2027/97 [modificado por el Reglamento (CE) n° 889/2002] y por la legislación nacional de los Estados miembros.

INFORMACIÓN ADICIONAL RELATIVA A LA RESPONSABILIDAD SOBRE EL EQUIPAJE

La responsabilidad de los transportistas viene regulada en las disposiciones internacionales del Convenio de Montreal y el Convenio de Varsovia, la Ley nacional o las regulaciones del transportista.

En el ámbito de disposiciones no regularizadas se aplicarán las normativas de las Condiciones Generales de Transporte.

El transportista será responsable de los perjuicios causados en el caso de destrucción, pérdida o deterioro del equipaje facturado, y si el incidente, que causó el dano, tuvo lugar durante el transporte aéreo, es decir, durante el tiempo en que el equipaje se encontraba bajo responsabilidad del transportista, con excepción de los casos en que el equipaje era defectuoso.

En el caso del equipaje de mano, el transportista será responsable únicamente en los casos en que el dano causado sea culpa del transportista.

En el caso de que el pasajero haya contribuido al dano se aplicarán las disposiciones relativas a la exclusión o reducción de la responsabilidad del transportista aéreo.

El límite de responsabilidad en virtud del Convenio de Montreal es de 1131 DEG por pasajero desde el 1.10.2010.

En el caso de aplicarse el Convenio de Varsovia, el límite es de 250 francos Poincaré por cada kilogramo de equipaje facturado y de 5.000 francos Poincaré por pasajero para equipaje no facturado. El límite mencionado más arriba es el límite máximo de responsabilidad del transportista. Esto quiere decir que el pasajero, dentro del ámbito de estas limitaciones, deberá demostrar en especial que se ha producido un dano y el valor de dicho dano. La indemnización no puede superar el valor real del dano.

Un viaje en avión estará sujeto al Convenio de Montreal, cuando se cumplan las siguientes condiciones:
 

  1. en vuelos de ida y vuelta – la salida del vuelo sea desde uno de los países ratificados por el Convenio de Montreal,
     
  2. en viajes de ida – tanto la salida como la llegada tenga lugar en países ratificados por el Convenio de Montreal.

 

En otros casos se aplicará el Convenio de Varsovia. No se aceptará responsabilidad sobre:
 

  • Cualquier dano surgido a causa de una manipulación legítima, disposición, orden o exigencia por parte de las autoridades nacionales o cuando el pasajero no las haya cumplido.
  • Danos indirectos y danos consecuentes, así como de danos imposibles de cuantificar y compensar.
  • Danos causados al pasajero o en el equipaje del pasajero o por algún objeto que se encontrara en el equipaje del pasajero.
  • Danos en objetos, que no pueden ser transportados en el equipaje facturado, como objetos que se rompen o estropean con facilidad, frágiles, quebradizos o delicados, dinero, joyas, metales preciosos, ordenadores, dispositivos electrónicos, instrumentos ópticos, pagarés, valores y otros objetos de valor como por ej. cuadros, manuscritos, publicaciones y también documentos en particular de negocio, muestras comerciales, pasaportes u otra documentación, medicamentos y llaves, así como los danos que resulten de los objetos mencionados más arriba guardados en el equipaje. (El pasajero debe transportar bajo su responsabilidad y cuidado este tipo de objetos.)
  • Danos, por causa de los cuales el equipaje facturado recibió el rótulo de "limited release". Todos los danos deben reclamarse justo después de la llegada del vuelo al aeropuerto.

 

Si el propietario del billete de avión no presenta la reclamación en el momento de recoger el equipaje, se presupone (si faltan pruebas de lo contrario), que el equipaje ha sido recogido en buen estado y en virtud al contrato de transporte. Si a pesar de ello, el pasajero presenta reclamación dentro de los plazos previstos en las disposiciones, se deberá demostrar que el dano fue causado durante el tiempo en que el equipaje se encontraba bajo responsabilidad del transportista.

En caso de retraso en la entrega del equipaje, el transportista será responsable de los danos, a no ser que haya tomado todas las medidas adecuadas y haya actuado debidamente para evitar cualquier tipo de dano, o la toma de tales medidas no fue posible.

Se procederá a la devolución del 100% de los costes del valor del recibo de compra de artículos imprescindibles de primera necesidad, artículos de aseo y del 50% de los artículos de confección, en los casos en que el retraso sea superior a 24 h y para los pasajeros que se hayan quedado completamente sin equipaje y se encuentren fuera de su país de residencia.

Sobre el plazo de presentación de reclamaciones es decisiva la fecha del sello de correos o la fecha automática de confirmación de recepción en el caso de un envío por fax o correo electrónico.

La información de más arriba no puede fundamentar ninguna reclamación de indemnización ni puede ser interpretada como leyes vigentes, y tienen únicamente como objetivo recordar a los pasajeros algunas de los derechos y condiciones más importantes sobre la responsabilidad del transportista aéreo.

Si en el transporte se han involucrado también otras companías aéreas, la información relativa a los límites de responsabilidad aplicados por dichas companías se encuentra en las respectivas oficinas de estos transportistas aéreos.